viernes, 8 de julio de 2016

Amo

Amo que seamos la sombra del otro
dándole vida a un lago en tu ombligo,
que nazcan vertientes saladas de tu cuello
y que tus piernas me envuelvan como abrigo.

Amo que no te desgasten mis miradas,
que tus labios se deslíen en mi boca,
que el eco de tus besos formen marejadas
y me acaricien como el agua en las rocas.



(Guillermo Soto García)